log in

Columna

Las fake news del sismo

Es el miércoles 20 de septiembre en la noche. La voz suena desesperada y vuela por todas las redes sociales, no da su nombre, pero dice que le queda sólo cuatro por ciento de pila en su celular. Asegura que está frente al colegio Rébsamen, que habló con brigadistas mexicanos y estadounidenses y que todavía hay niños con vida debajo de los escombros y que en unas horas van a meter un bulldozer para derribar todo porque “el gobierno no quiere que huela a muerto”, que los brigadistas americanos (que no habían llegado aún a México) habían detectado a cuatro niños vivos y que los brigadistas mexicanos habían detectado a otros cinco niños vivos. Que el gobierno tampoco quiere rescatar cuerpos. El gobierno quiere derribar todo y lo único que se puede hacer es que “los civiles” lo difundan y lo impidan.

El otro México

El sismo del martes pasado, en la Ciudad de México, ha sido un golpe durísimo para todos nosotros. Se han perdido muchísimas vidas humanas, por lo menos 100 al momento de escribir estas líneas, y decenas de personas se han quedado sin hogar u oficinas de trabajo. La cifra en la CDMX hasta el momento es de 45 edificios colapsados o con daños severos, entre ellos el colegio Enrique Rébsamen, donde han muerto más de 20 niños y siguen muchos más desaparecidos bajo los escombros. El trabajo para rescatar con vida a los menores ha sido ininterrumpido y ejemplar.

Una mala broma del destino

Pareciera una mala broma del destino: justo el día que se conmemoró el 32 aniversario del sismo que abatió la Ciudad de México en 1985, y tan sólo dos horas después del simulacro nacional sobre sismos, se ha producido un sismo de 7.1, casi de la misma magnitud del de 1985, con milésimas de segundos de diferencia que han dejado daños severos en Morelos, Puebla, Guerrero y por supuesto la Ciudad de México. Las autoridades han reaccionado con una oportunidad que no tuvieron en 1985.

La tragedia enferma

Han pasado 32 años desde la mañana del 19 de septiembre de 1985, cuando se vivió el temblor que devastó a la Ciudad de México. Ese movimiento telúrico de 8.1 grados en la escala de Richter, provocó una tragedia que nunca se podrá olvidar. El terremoto ocurrió a las 7:19 de la mañana, y su epicentro fue en el Océano Pacífico, en la costa del estado de Michoacán, y tuvo una duración de dos minutos. Fue tanto trepidatorio como oscilatorio y liberó la energía equivalente a  mil 114 bombas atómicas de 20 kilotones a la vez.

Ni una más

En México la violencia se ha ensañado contra las mujeres. Tan sólo en el Estado de México diariamente es asesinada una mujer. Desde hace años, caminar sola por las calles o abordar un taxi siendo mujer te hace más vulnerable. Mara Fernanda Castilla Miranda, una joven de 19 años y estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla es otra víctima. El jueves 7 de septiembre acudió con unos amigos al bar The Bronx, de regreso a su hogar, la madrugada del viernes, Mara y sus amigos quedaron varados en un módulo del alcoholímetro, y ella pidió un taxi de Cabify para llegar a su casa.

Best gambling websites website