log in

Alimento para el alma

Hace unos días escribía en esta columna que después de las pérdidas humanas lo más difícil es lo que empezamos a vivir cada uno de nosotros con la terrible experiencia que han sido estos movimientos telúricos. El golpe a nuestro espíritu ha sido durísimo y ahora muchos estamos experimentado ansiedad. El maestro Quintanilla, quien es psiquiatra, me explicaba que para dejar de sentir esa angustia recomendaba tratar de buscar o repetir la normalidad.

 

Lo segundo, decía Quintanilla, es buscar la verbalización, la conversación curativa, hablar sobre lo que le angustia, hablar sobre lo que le da miedo, hablar sobre lo que le provoca el temor.

“Hay que hablar las cosas, porque si el lenguaje se queda en nuestro pensar, caemos en procesos de obsesividad, en procesos de ciertos elementos de paranoia, en elementos neuróticos”, señala.

El domingo el Zócalo de la Ciudad de México sirvió como escenario del concierto #EstamosUnidosMexicanos, un proyecto que se inició el 29 de septiembre en redes sociales. Y más importante aún fue que logró el objetivo de servir como catarsis en muchos, para mitigar el dolor que nos ha generado esta tragedia.

El propio Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la CDMX, aclaró que de ninguna manera se trató de una fiesta ante el luto y la difícil situación que dejaron los dos sismos que se registraron en septiembre pasado, sino de un mensaje al mundo de que “los mexicanos estamos dispuestos a salir adelante” de esta coyuntura.

Darnos cuenta que podemos vivir este tipo de experiencias, en donde miles de personas sienten lo mismo, que estamos unidos y que juntos a pesar de lo vivido nos sentimos fuertes, es precisamente lo que recomiendan los expertos para poder sobrellevar este tipo de tragedias.

En un Zócalo capitalino con más de 170 mil personas, 20 artistas participaron con su música: Bronco, Camila, Carlos Rivera, Julieta Venegas, Sin Bandera, las bandas de Rock en tu idioma, Carla Morrison, Ha-Ash, Pepe Aguilar, Jarabe de Palo, Emmanuel y Mijares, Timbiriche, Juanes, Chayanne, Enrique Bunbury, Mon Laferte, Miguel Bosé, Ximena Sariñana, Jay de la Cueva y Los Ángeles Azules.

Luego de un mensaje de unión que expresó el actor Diego Luna en las pantallas, el concierto arrancó con la presentación de Bronco.

Fue muy emocionante cuando alrededor de las siete la noche, por los altavoces se pidió guardar un minuto de silencio por las víctimas de los terremotos y todos los asistentes levantaron un puño como cuando se encontraba a una víctima del temblor entre los escombros. Y un niño de Oaxaca cantó el Himno Nacional.

Casi todos los artistas hablaron de unidad y de lo importante que es continuar con la ayuda. Pepe Aguilar dijo: “El corazón mexicano esta más vivo que nunca”. “Estamos reunidos aquí porque México nos va a seguir necesitando”.

Aguilar interpretó, acompañado de mariachi, algunas de las canciones más aplaudidas y coreadas: “México lindo y querido”, “El Rey”, “Cielito lindo”.

El cantante Emmanuel dijo: “El corazón indomable de los mexicanos sigue. Tenemos que dar sonrisas a todos aquellos que perdieron algo”. “Ustedes son héroes, tienen que creer que son héroes.”

Chayanne, quien es de Puerto Rico, que ha quedado devastado por el huracán María, también mostró solidaridad con el pueblo mexicano y participó en el evento.

También intervinieron artistas internacionales, como los enlaces e interpretaciones que realizaron desde fuera de México Roger Waters y Cold Play.

Si bien las circunstancias fueron diferentes, el 23 de agosto de 1986, el tenor Plácido Domingo, quien perdió a familiares en el terremoto del 19 de septiembre de 1985 e intervino en las labores de rescate, ofreció el concierto benéfico “Plácido y sus amigos” en el Amphitheater de Los Ángeles, donde participaron Frank Sinatra, Julie Andrews, John Denver y el grupo mexicano Pandora, con el fin de donar las ganancias en favor de los damnificados.

A lo largo de la historia se han hecho muchos conciertos en los escenarios más importantes. El que se llevó a cabo este fin de semana en la Ciudad de México fue realmente emocionante.

Este tipo de eventos ayudan a la gente a restablecerse. Es mostrar ese espíritu de superación de los mexicanos, que nos da la fuerza para levantarnos. Y sólo estando de pie podemos seguir adelante.

Catarsis.

Unas 200 mil personas, según cifras de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, participaron el domingo en el Zócalo de la Ciudad de México durante casi seis horas, en un evento que sirvió de catarsis tras los sismos del pasado 7 y 19 de septiembre.

Los miles de asistentes, otra vez unidos codo con codo como durante la emergencia provocada por los terremotos, pudieron observar en las pantallas gigantes imágenes de edificios colapsados y sacaron a flor de piel su mexicanidad cuando aparecieron elementos de la Secretaría de Marina con Frida, la perra labrador que ayudó en el rescate de 36 personas atrapadas bajo los escombros, y que se ha convertido en un símbolo mundial. Con ellos también estuvieron en el templete elementos de la Cruz Roja e integrantes de los Topos, quienes levantaron el puño hacia el cielo —una de las señales usadas en los trabajos de auxilio para pedir silencio en la zona, con el fin de escuchar los ruidos que pudieran hacer personas y animales bajo los escombros—, pero en esta ocasión en memoria de los fallecidos.

El niño Juan Pablo Vázquez, originario de San Bartolomé Zoogocho, Oaxaca, una de las entidades más afectadas por los sismos, entonó el Himno Nacional.

 

Del evento, el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, dijo: “Desde el Zócalo de la CDMX se estará comunicando a todo el mundo para decirles que estamos de pie, que estamos pasando por un momento difícil, de luto, de duelo pero que tenemos mucho ánimo para sacar adelante a nuestro país, para sacar adelante a nuestra ciudad”.

Best gambling websites website