log in

El esperma no es lo que era

Un estudio publicado en Human Reproduction Update señala que la calidad del esperma ha bajado a la mitad en los últimos 40 años en hombres occidentales.

 

La densidad y el volumen total de los espermatozoides se han reducido en los occidentales más de un 50 por ciento en este casi medio siglo. Esto sin duda se ha visto reflejado en el incremento de la infertilidad Este estudio es el análisis de 7 mil 500 artículos científicos que verificaron 42 mil casos de hombres en 50 países desde 1973, y la concentración de espermatozoides por milímetro, densidad y el número total por eyaculación.

Entrevisté al doctor Fernando Gaviño, especialista en temas sobre reproducción humana en México, quien me confirmó la gravedad del asunto. “Esto es real, se ha observado en diferentes investigaciones médicas muy serias que sí, la calidad espermática ha bajado a través de los años. La mayor parte de los artículos muy bien controlados de los últimos 40, 50 años ha demostrado que la calidad espermática del varón, en cuanto a la cantidad de eyaculado, número de espermatozoides y porcentaje de espermatozoides normales, ha disminuido conforme ha pasado este tiempo; entonces, sí, este artículo es real, efectivamente”.

Este descenso se ha producido principalmente entre los varones europeos, australianos, neozelandeses y norteamericanos. Por ahora, el declive parece no estar afectando a los africanos, asiáticos o sudamericanos, aunque la muestra de estudios de estas poblaciones es sensiblemente menor. Esto le cuestioné al doctor Gaviño.

“Hay algunas situaciones que se correlacionan con esto y de hecho el que se observe más en la población occidental nos indica de alguna manera cuál puede ser la causa”.

“La población occidental, particularmente la que tiene cierto nivel de vida o en los países industrializados, está sometida a contacto con muchos químicos, por ejemplo, químicos que se generan en las botellas de agua; los varones e incluso las mujeres, déjame decirte eso también, ingieren esta agua y hay algunos químicos que se generan por estos plásticos”.

En España e Inglaterra, los índices de infertilidad van al alza. Recientemente se ha hecho un gran número de estudios a hombres y mujeres y se ha detectado que el problema está asociado con la calidad de la alimentación y los químicos que se consumen en esta nueva era.

“Pero no nada más de las botellas de agua, hay muchos químicos que vienen, por ejemplo, en la carne que se consume, el pollo, los pescados, incluso productos vegetales que tienen restos de plaguicidas; la misma contaminación del aire y el tabaquismo”, argumentó.

De seguir esta tendencia, en algunas décadas la mayoría de los hombres podría ser subfértil, dicen los estudios científicos. ¿Esto quiere decir que cada día va a ser más difícil que la gente se pueda embarazar?, pregunté a Gaviño.

“Sí, esto se ha observado, que la fertilidad en la población en general, particularmente del mundo occidental, sí ha disminuido. Incluso en España, por ejemplo, se han escrito algunos reportes por investigadores serios en los que advierten un incremento de la infertilidad en la población, que hace 40 años era un 10 por ciento, ahorita la reportan de un 20 por ciento, es un 10 por ciento de incremento y es preocupante”, explicó.

El cambio en la calidad de vida también ha hecho que cada día sea más difícil embarazarse.

“La obesidad le pega muy fuerte al varón porque se incrementa, vamos a decir, la cantidad de grasa que rodea al testículo y disminuye el enfriamiento del testículo y esto genera formas anormales de los espermatozoides, disminución del número de espermatozoides y todo esto tiene que ver con la disminución de las cuentas espermáticas”.

Le cuestioné al doctor Gaviño la hipótesis del libro De animales a dioses del escritor Yuval Noah Harari, un gran libro por cierto, en el que se dice que va a haber un momento en que prácticamente el ser humano sólo va a poder reproducirse a través de tratamientos.

“Sí, pero por supuesto no es una buena noticia, porque no es lo mismo que la población mantenga su número a través de la actividad sexual a que un número cada vez más importante de parejas o de mujeres tenga que recurrir a la reproducción asistida para lograr un embarazo. Y déjame decirte algo que también es preocupante, los resultados de los laboratorios de reproducción asistida, si bien se han incrementado, también han sido afectados en algunas poblaciones con gran contaminación, por ejemplo, entonces se tiene que recurrir a mayor control de calidad en los laboratorios, filtros, etcétera, para que se contrarresten estas situaciones de contaminación”.

¿Por qué los resultados de la calidad de esperma en países como África no se han visto tan afectados?

“El acceso a envases plásticos es menor, el acceso a carne tratada con hormonas, con químicos, etcétera, también es menor, lo mismo la carne de pollo, incluso la obesidad, sin lugar a dudas, es menor”, afirmó.

Estamos ya ante un problema serio que de no tratarse ahora podría afectar significativamente la reproducción de los occidentales. En pocos años podríamos estar enfrentando una crisis grave de infertilidad.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Twitter:
@bibianabelsasso

 

Best gambling websites website